Bolsitas negras kakeras.

Aaachu! Me tiene loca este moquillo!
Anoche, saque a dar el paseo nocturno con el perro (es un maldito Pug, vive en mi departamento, no paga renta, se llama Cubachi, es mafioso, y me tiene amenazada de muerte si no le doy galletas..) En la esquina donde acostumbra a depositar la kk, no lo hizo.. ok.. Estaba oscuro, y frío.. le pasa a cualquiera, tal vez, se le encojió la vejiga?, no funcionó el esfínter?, ba ni modo.  El tiene su lugar para mear y cagar, pero esa noche no lo hizo! Bue.. .Yo hice lo de siempre, me dejaba llevar por la cuerda atada al cuello del Cubachi. Juntaba saliva pa un escupe, acaricie  los gatos (de lejito no mas, soy alergica)del vecino guapo que vive en el 2, le eche maldiciones a la sapa del 1 que estaba en la ventana, acomode la bicicleta de la viuda, (es una vieja feminista, que tiene un amante bastante joven) y  le tire en escupe grande que había juntado, a la bicicleta del rasista del 4. Sobre la misma, el Cubachi se mete bajo todas las bicicletas, y en un acto de rebeldía, se manda la cagada ahí.

En Suecia si tienes perro, tienes que tener las malditas bolsas negras para coger la kk, sino siempre hay un ojo controlador que sabe donde vives. Los turistas dicen, “hay! pero que lindo Suecia! no hay cacas de perros como en los parques de Paris!” (todo se compara con Paris… ), lo que no saben, es que el “socialismo Sueco, te dejó “un paco” (policía) en cada vecino.. Hay gente que se dedica a recoger cacas de otros y la dejan en el buzón de las cartas e?
Ahi estábamos, el frio, las bicicletas, el Cubachi ladrando, la caca y yo. Mire la ventana de la sapa allá arriba, le hice señas, otros vecinos se acercaban a sus ventanas para ver quien ladraba grr.. Introduje mi mano en la bolsita negra, me agache, metí el brazo entre el montón de pesadas bicicletas,  tratando de alcanzar la mierda, que parecía pegada al cemento.. Que mierr habrá comido este perro? .. El Cubachi ladraba, los gatos acariciaban sus cuerpos en mi culo, en mi brazo, en mi nariz! No! El metal de las bicicletas helado, el gorro pillado en no se que alambre. Se soltó de mi mano, la cuerda del Cubachi, que corre a ladrarle al vecino rasista del 4 que ha bajado las escaleras y cree que le estoy robando su horrible bocicleta. Callate! callate Cubachi, callate! Con tanto guebeo, se caen las bicicletas arriba de mi existencia. Hay! .. perro y la gran perra que te pario! .. haaay! Uf! .. solte una  metralleta de chuchadas y garabatos. Ach! El rasista y los vecinos de las ventanas me miraban como lamparas allá arriba y yo en el piso. Solo atine a decir perdon! no se a quien mierda porque el nazista no entiende ni un mote de toda la chuchada que tire .. Me saco las bicicletas incrustadas en mi pequeño cuerpo. Una mejunje espesa corre por mi mejilla hasta mis labios, seguramente es el escupe que le habia dejado al rasista o la mierda del Cubachi que se habia despegado del cemento.. .. ..

Aaachuu! Odio ser alergica a los gatos. Aaachu!

pugg

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s