Mátame a jeringazo limpio!

Aspirina!…fue lo único que me dio la enfermera…. -“toma estas aspirinas y vete al gimnasio”- ¿Como!? que tiene que ver el dolor de espalda que me mata, con el gimnasio?, que seguro lo necesito, pero quien no?  -Quiero que el Dr. me mire! Quiero radiografías, ecografías, ultrasonido, todo para ver si algo se ha soltado, desplazado, encancerisado, etc-

En Suecia, debes pasar con el pre-diagnostico de la enfermera, para que te derive al médico. También, puedes ir al privado, pero se ve feo, con eso de mantener el sueño socialista intacto.. Vamos! que de socialismo no queda nada en Suecia!..
pero, ¿que sabe una enfermera de columnas? nada! .. Yo todavía me las imaginaba a estas de pie, allí detrás del Dr, descansando su cuerpo en la cadera, en posición de espera. Brazos cruzados, mascando el chicle, sonrisa sádica, lamiendo con lengua puntiaguda, las comisuras donde se ha juntado, con tanta mascadera de chicle,  la baba espesa y blanca. Allí, ella, te mira, con esa mirada borracha, entre “te quiero sacar la xuxa y te quiero comer”. Te muestra el guante ensangrentado, se echa viento con el, se lo pone delicadamente, tuerce la cabeza hacia un lado, te mira con un ojo examinándote la psiquis, y de un bolsillo cerca de la teta izquierda, saca suavemente una jeringa de este tamaño… lame la aguja, con la lengua blanca y verdosa, y sube una ceja atenta, nerviosa, hace muecas post-coca, afina el oido, espera el “vamos!” del matasano…

Stop! No! esa es la versión antigua. Ahora estan “civernetisadas”, pero con la misma aguja y la sonrisa sádica. (Tengo un amigo, que tendría sueños eróticos con la versión antigua 🙂 )

El asunto es que en Suecia, debes pasar con el pre-diagnostico de la enfermera, para que te derive al médico, y hay tan pocos. Estudian y se van a Noruega, Dinamarca, Inglaterra para ganar mas plata.
En realidad Suecia tiene hartos médicos, pero están como choferes de taxi, porque estudiaron en esos países que son llamados del tercer mundo.. A esos médicos, vamos quienes no somos derivados 😉

La Marina, mi amiga enfermera, que también dibuja comics, estaba esperando que la dejara en paz. .. – No es necesario, no tienes indicio de tener daños, vete ya! y no pagues a tus otros médicos porque no tienes nada mujer, solo un poco de contusiones-  ¡¿Un poco?! pero ¡duelen! ..Es que, no se si el dolor es por haberle pegado una patada a un bus que me dejo botada, por haberle escupido los zapatos a un paco, en alguna protesta, el estiron de la zancadilla a la madre que le habia tirado las mechitas a su hijo o porque me agacho tantas veces al día a coger la mierda de mi perro.
– Mira nena!, le dije a Marina, quiero que el Dr. me revise, de lo contrario, en tu conciencia quedara mi muerte!- Marina me queda mirando, ojos azules de lamparas de motocicleta. Parpadea las pestañas de travesti, y saca su sonrisa de enfermera sádica, suspira y me dice — nena.. cual conciencia? —

mercury

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s